PIENSOS PAVO

Hoy  en día no hacemos más que pensar en la idoneidad de las pistas, de sus suelos, de su textura… como es absolutamente lógico.

El primer Concurso Internacional de Madrid se celebró en el Hipódromo de La Castellana en 1.907. El cronista de ese día decía lo siguiente:
Se iniciaron las pruebas del concurso con el tiempo algo desagradable, pero no fue causa de que dejara de ir a presenciarlas una numerosa y distinguida concurrencia.

El lugar de competición fue el Hipódromo de La Castellana, con pista muy bien cuidada”.

Ya en 1.907 se prestaba atención al suelo…

Carolo López-Quesada