PIENSOS PAVO

Cristalline asombró al mundo entero cuando la trajo Chriss Chugg a correr la Final de la Copa del Mundo de Goteborg, con 8 años de edad. Era evidente que tras esa exhibición de calidades, iba a ser comercializada rápidamente.

Adrienne Sternlich fue la afortunada, y con ella está haciendo una carrera tremenda.

En el Mundial de Tryon 2.018 estuvieron en el equipo de EEUU que ganaba la medalla de oro, además de acabar en la decimoprimera posición individual.

Desde entonces no han vuelto a competir, y van ya unos 10 meses. Esperemos verla de nuevo en breve en las pistas.

Carolo López-Quesada