Hoy les voy a ofrecer una extraordinaria instantánea de Hans Günter Winkler con Halla, en el CSIO de Aachen.

Un documento precioso.

Carolo López-Quesada