PIENSOS PAVO

Estimado Sr. Revuelta,

En mi propio nombre, como sobrino carnal, y en el de mis primos hermanos, Martina, Mariqui, Fernando, Eduardo Mari Blanca. José María, Cristina y María, me dirijo a Ud, como Presidente de la Federación Hípica Española, para que haga las gestiones oportunas ante la Federación Ecuestre Internacional con el fin de que procedan a la anulación del récord de salto de longitud a caballo, que concedieron a Gabriel Ferreira en 1975 en Johannesburgo, un récord que no tiene ninguna validez porque, al parecer, no estuvo avalado por la delegación internacional correspondiente, a modo de jurado, según establecen las normas de la propia Federación Ecuestre Internacional. En consecuencia, solicitamos y reclamamos que se restituya el récord que se le otorgó al entonces Comandante de Caballería, Fernando López del Hierro, por el salto de longitud a caballo, que realizó, con su caballo Amado Mío, en el Real Club de Polo de Barcelona, en 1951, siguiendo escrupulosamente la normativa de la Federación Ecuestre Internacional, que, entre otras cosas, exigía la presencia de un jurado internacional, que en este caso la tuvo y no así en el récord de Johannesburgo. No me quiero extender mucho más porque las razones son muy evidentes, pero tan solo decirle que mi tío Fernando, General de Caballería, medalla de oro del deporte español, medalla de plata del deporte francés, e hijo predilecto de Granada, de donde era oriundo, falleció en 2006 con la pena de que que la Real Federación Hípica Española no tomara cartas en el asunto para reclamar a la Federación Ecuestre Internacional la revocación del récord de Johannesburgo y la restitución del suyo, que nunca fue superado. En consecuencia, pedimos a la Federación Ecuestre Internacional que actúe de oficio, restituyendo el récord a mi tío Fernando López del Hierro, para honrar su memoria y como gloria del deporte español.

Firmado en Madrid, a 18 de Junio de 2019.

 Enrique Stuyck Romá.