PIENSOS PAVO

Paul Schockemöhle me llamó un día, diciéndome que tenía un excelente caballo para mí. Era muy cuidadoso, por lo quería que fuese para un buen jinete, y no un amateur. Fui a probarlo a casa de Paul, y efectivamente era así; increíble técnica, aunque no toda la fuerza del mundo.

El caballo se llamaba Landsturn (huracán en alemán), y al final lo compré y le vendí la mitad a un amigo mío, Gary Widdowson. Lo rebautizamos como Major Wager.

En el primer concurso que corrí con el caballo, pasaba por encima de los reparos, aunque lo que no le gustaba nada era la ría.

Un día en Rotterdam, se paró y me tiró dentro de la ría, por lo que decidí no llevarle más  a  pistas abiertas con agua. Consiguió coger como más fuerza y poco a poco, acabó ganando la Copa del Mundo de París, y el Gran Premio de Goteborg.

Al año siguiente en París, fue un desastre para el caballo; el caballo seguía saltando demasiado alto, y aunque había ganado en fortaleza, no íbamos sobrados de motor.

Víctima de su propia manera de saltar, hizo un esfuerzo en París increíble en una triple barra, y al recibirse, se le fue un tendón. Llevamos el caballo  algunos meses a una clínica en Alemania. Nunca pudo recuperarse, y tuvo que ser retirado.

En el Horse of The Year Show, Airbourne, esperábamos que fuese a darlo todo. En lugar de ello, recibimos un mazazo.  Airbourne empezó con un cólico. Entre mi mozo y mi veterinario, hicieron el mejor trabajo posible con él.

Tuvo que ser llevado a operar.

Cuando llegué a casa, Full Cry, un interesante caballo joven mío, estaba de cólico. Las desgracias siempre vienen juntas.

Airbourne, tuvo que ser operado de nuevo, y jamás pudo recuperarse. Estaba en Hertogenbosch, cuando me llegaron las noticias de que el caballo había fallecido. Fue tremendo para Sally Mappleson, que jamás había tenido un caballo como ese. Pasó de tener ofertas de muchísimo dinero, a nada. Así son los caballos…

Había perdido a J. Nick, ahora a Airbourne, y  Full Cry, hizo la tercera baja. Horroroso momento.

Aparte de ganar el Derby de Hickstead en 1.988, ese año fue malo para mí.

Mike Saywell, me habló que había visto un fantástico 7 años en Inglaterra. El caballo estaba en Yorkshire con Carl y Mark Fuller.

Hicimos unas gestiones y parecía que el caballo había sido vendido por Paul Schockemöhle. Llamé a Paul para preguntarle, y me dijo que fuese a probarlo a su casa de Mühlen, ya que se llevaba el caballo de vuelta a casa.

Fui allí a probarlo, y el caballo se llamaba Top Gun.  Tan pronto lo vi, comprendí que Mike Saywell tenía razón.

Gary Widdowson vino conmigo y quiso comprar el caballo para que lo montase yo, pero le dije que yo había ido a Alemania para ver ese caballo, para que fuese comprado por Tony Elliot.  Éste compró el caballo, que era de lo mejor que yo había visto en mi vida.  Lo llevé a correr a Stoneleigh, y el caballo hizo tres sin faltas. Le llevé despacio por su joven edad, Lo tuve corriendo como tercer caballo en las pruebas internacionales, para que pudiese durar el caballo, y no darle demasiada cera muy pronto. Creo en ello con los 7 años.

Su único problema es que era algo “mirón “, pero sus facultades eran absolutamente descomunales.

Tenía un gran caballo ante mí: Top Gun.

Carolo López-Quesada.