Quorum debió de ser un auténtico gigante, un caballo con una personalidad extrema y con una calidad de dimensiones mágicas.

Alguna vez se lo he contado, pero en uno de los libros antiguos que tengo de caballos, de mi padre, hablan de Quorum como “Grand Old Man of the Spanish Team”. Bonita y elegante manera de recordarle.

Quorum nació cerca de Pau, y era un anglo árabe francés hijo de Díaz (Princeau x Sire) y de una madre llamada Ithaque, una hija de Vallegue.

Hoy quiero que se detengan tranquilamente en la instantánea de Navarro y Quorum en los JJOO de Londres 48. Observen sus rodillas, sus orejas, su mirada de inteligencia, el cuello, al margen ya de la posición absolutamente sensacional de Navarro Morenés.

Un caballo moderno, casi felino en la fotografía…

Carolo López-Quesada