PIENSOS PAVO

Ya saben la admiración que tengo por Dubai Millennium, el grandísimo pura sangre de Godolphin que asoló al mundo con su inaudito galope. El caballo era mágicamente mágico.

De sus 10 carreras ganó nueve de ellas, y tan solo “fracasó” en el Derby de Epsom, al finalizar en noveno lugar. Fue la única vez en su vida que corrió  2.400 metros, mientras que el resto de sus victorias fueron entre 1.600 metros y 2.000 metros.

El caballo iba a correr a final de sus cuatro años una carrera contra Montjeu, con 6.000.000 de dólares al ganador, pero una fractura le dejó fuera de juego y no se pudo celebrar la carrera.

En realidad pudo cubrir una temporada, ya que con 5 años tuvo que ser sacrificado tras haber contraído “grass sickness”.

Entre sus descendientes aparecieron caballos como Dubawi, Echo of Light, Belenus, Bahar Shumaal, Watchtower, o Ten Centuries, aunque en la reproducción Dubawi fue el “elegido” entre sus hijos.

Qué lástima que dejase tan pocos descendientes.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad