PIENSOS PAVO

La verdad es que Philipp Weishaupt se escapó ayer de un serio golpe. En el Gran Premio de Westphalia, con Che Fantástica, se le rompió el hierro que llevaba en la boca.

Tras pasar un fondo como pudo, la yegua salió corriendo, y Weishaupt optó por tirarse en marcha.

Afortunadamente ni yegua ni jinete sufrieron lesiones.

Carolo López-Quesada