Herrajes ortopédicos del caballo. Del BLOG de PAVO

Herrajes ortopédicos del caballo. Del BLOG de PAVO

Herrajes ortopédicos del caballo

Las herraduras han sido usadas desde hace siglos para proteger del desgaste al casco del caballo. Las herraduras ortopédicas han dado un paso más y con ellas se rehabilitan lesiones al modificar las tensiones sobre la estructura dañada.

En el Blog de Pavo hablaremos de las herraduras ortopédicas para que conozcas su gran valor, pero también la importancia de colocarlas bien.

Los herrajes ortopédicos son aquellos herrajes realizados con herraduras especiales o con elementos que modifican un herraje tradicional para favorecer la recuperación de una determinada patología. Pequeños cambios en la tensión mecánica que sufren las articulaciones y tendones, unidos a tratamientos médicos o quirúrgicos, son fundamentales a la hora de recuperar lesiones musculoesqueléticas o para reducir el dolor.

¡Cuidado! No es fácil disminuir la tensión sobre una determinada zona sin aumentarla en otra, por lo que el recorte y colocación de este tipo de herraduras deben de ser supervisados continuamente por el veterinario y el herrador que siguen el caso, para reevaluarlo y actuar en consecuencia, adecuando el herraje a la fase evolutiva de la lesión. En un principio, sirven para evitar la tensión en la zona, y posteriormente su función es permitir que la estructura lesionada vuelva a su carga habitual de modo paulatino.

Otra función del herraje ortopédico es evitar que un defecto de aplomos aumente. Para ello debemos estar atentos, sobre todo, a estos aplomos:

  • Ángulo que la cuartilla y el casco tiene respecto al suelo
  • Ángulo entre la cara dorsal del casco y la suela
  • Ángulo interfalángico
  • Equilibrio latero-medial
  • Aplomos por eje longitudinal

Los caballos con defectos de aplomos en la edad adulta tienen modificadas las articulaciones y tendones, desde la zona que no es correcta hacia partes superiores, para compensar ese defecto. Nunca se debe de intentar modificar bruscamente el herrado para corregir los defectos de aplomos, pues entonces se crean tensiones y fuerzas a lo largo de toda la extremidad, al cambiar los ángulos, que resultan contraproducentes.

Objetivos del herraje ortopédico de los caballos

  • Modificar el break overo punto de despegue. El break over se define como el último punto de contacto de la herradura con el suelo en el momento del despegue del pie. En este momento hay una fuerza hacia arriba proveniente de la reacción del suelo (punto ‘a’ de la fotografía) que debe de ser compensada por la fuerza del flexor profundo para poder despegar. Como el brazo de palanca del flexor es prácticamente el mismo durante todo el movimiento, la fuerza que debe ejercer el flexor tiene que ser mucho más intensa si el break over está en el punto ‘a’ que, si está en el punto ‘b’, ya que el brazo de palanca es mucho menor en el ‘b’. Pura física de palancas.

Este es uno de los ejemplos sobre cómo pequeños cambios en la pisada influyen enormemente en los tendones.

Se puede retrasar el break over y por tanto favorecer el despegue retrasando la herradura, usando herraduras con rolling o colocando herradura tipo banana.

Las herraduras banana son unas herraduras que en lugar de ser planas son curvadas como un plátano, de modo que solo apoyan en un punto, y es el propio caballo el que elige el punto. El elemento negro de la fotografía (entre los brazos de palanca) corresponde al centro de la articulación del casco y la herradura debe colocarse correctamente para que el punto más bajo de la barriga de la herradura coincida con la vertical de este punto.

Las herraduras con rolling tienen redondeados los cantos de modo similar a como se desgasta el casco descalzo o como de forma natural se desgasta la herradura en su parte delantera tras semanas de uso.

  • Modificar la superficie de apoyocontra el suelo mediante barras rectas, con herraduras de huevo, herraduras de corazón o mezcla de ambas. Con esto se consigue que el centro de presión se distribuya sobre toda la palma y sobre todo no sea mayor sobre los talones si el caballo trabaja en blando, ya que a mayor superficie se hundirá menos.  Además, este aumento de superficie protege físicamente de las estructuras sobre las que va la herradura.
  • Amortiguarla pisada permitiendo que el material (elástico) absorba el impacto y las vibraciones. Sobre todo, se usa en caballos que trabajan en superficies duras.
  • Modificar el centro de gravedad de la pisada hacia lateral, o adelantarlo o retrasarlo para aliviar también la alteración.

Ninguna herradura ortopédica hará su función sin el correcto recorte y balanceo del casco.

El bare-foot puede ser ortopédico

El sistema de caballo descalzo o barefoot tiene una serie de ventajas respecto a la colocación de herraduras que pueden ser aprovechadas en el momento de una lesión, pero siempre teniendo en cuenta que el caballo tiene un periodo de transición, desde que es desherrado, en el cual solo podrá caminar por superficies blandas y sin trabajar. Si por la lesión el caballo tiene que estar parado, puede optarse por quitar las herraduras si el veterinario lo considera apropiado.

Enfermedades en las que se pueden usar herraduras ortopédicas

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

 

Herrajes ortopédicos del caballo. Del BLOG de PAVO

Buscar la montura correcta. Del BLOG de PAVO

Cómo colocar adecuadamente la montura adecuada

Suena redundante, pero es una necesidad del día a día. Podemos tener una montura adecuada y no saber colocarla o cincharla correctamente. O al revés, tener el conocimiento sobre cómo se coloca, pero que la montura no sea la que le corresponda al caballo.

En el Blog de Pavo hablaremos sobre estos dos problemas para evitar que el caballo tenga lesiones por culpa de la montura.

 

Consejos para colocar la montura del caballo

  1. Sujetar el caballo con cabezada de cuadra, no con la de montar.
  2. Limpiar al caballo, sobre todo en las zonas de contacto de material: montura, cabezada, protectores… A la vez que limpiamos es buen momento para comprobar que las zonas no están doloridas o con lesiones.
  3. Colocar el sudadero o mantilla. Tendrá que ser más grande que la montura, para protegerla de suciedad en toda su longitud, pero sobre todo para que las costuras no rocen en la piel como consecuencia del peso de la montura y el jinete.
    Se debe de colocar un poco adelantada a la posición que suponemos correcta, para después, ya con la montura puesta, ir retrasándola hasta el sitio correcto. Si, por el contrario, la colocásemos retrasada y después la desplazásemos hacia delante, haríamos que el pelo quedase a contrapelo y sea incómodo para el caballo. 
  4. Colocar el salvacruces. No son necesarios si la montura está equilibrada para ese caballo.

    5. Colocar la montura. La montura debió ser retirada, la última vez que se usó, con los estribos recogidos. Si no lo hacemos, nos molestarán al golpearnos las piernas en el momento de desplazarla hasta el caballo. Además, así no nos estorbará el estribo al pasar la montura por encima del caballo.

Revisar que la montura sea del tamaño adecuado y esté en buenas condiciones

Debe de estar en buen estado, con el armazón íntegro, y sin simetrías.

Primero se coloca sin mantilla, y comprobamos que no sobresalga por detrás de la última vertebra torácica que corresponde a la última costilla. Las vértebras lumbares ya son más débiles y sobrecargarlas da problemas.

En caballos grandes no suele haber este problema, pero sí que hay que revisarlo en caballos pequeños.

Por delante deben de quedar unos 4 dedos de holgura por encima de la cruz, porque hay que tener en cuenta que con la mantilla y el peso del jinete todavía bajará un poco, y esta parte no debe de rozar de ninguna manera.

No debe de quedar muy hacia adelante de modo que no cubra la escápula, porque así nos aseguramos de que pueda moverla con libertad.

Por la parte posterior del canal debe de quedar también un hueco similar al de la cruz para que en ningún momento se rocen las vértebras.

Los bastes deben de estar bien almohadillados y apoyar sobre el dorso.

Consejos al colocar la montura

  1. Ahuecar la mantillaen la zona delantera para que no apoye sobre la cruz y tampoco roce.
  2. Poner la cincha. Deben de ser anchaspara repartir la presión que hacen sobre el caballo, y con elásticospara que se adapte al tamaño del tórax en cada movimiento del caballo y se lo facilite.

Hay que apretar de ambos lados y no de uno solo. Se coloca la cincha floja, y se van subiendo puntos alternando el lado derecho e izquierdo, hasta quedar en su lugar.

  1. Pasear un poco al caballo para que se deshinche y apretar un punto más sin necesidad de pelearnos para dejarla ajustada ya totalmente desde el principio. Si se hace este proceso desde el desbrave de los caballos y no han tenido problemas de dolor al cincharlos, los caballos apenas se hinchan.

Si un caballo se hincha mucho cuando lo cinchas, debes de revisar su salud, ya que suele ser síntoma de dolor.

  1. Colocar los estribos a una longitud adecuada.

Una manera aproximada de calcularlo es cerrar el puño y apoyarlo contra la montura donde sale la ación del estribo y llevar el estribo a nuestra axila. Si la ación queda floja, la acortas, y si el estribo no alcanza la axila, alargas la ación. Después, ya encima del caballo puedes subir o bajar puntos y ajustarlo definitivamente.

  1. Subirnos de modo suave y sin girar la montura. Si lo puedes hacer desde un lugar elevado para no cargar el peso sobre el estribo izquierdo, mejor.

Equilibrio de la montura y prueba de la canica imaginaria

La silla debe de quedar equilibrada de tal modo que la sensación que proporciona es que está horizontal.

Si hiciésemos una prueba con una canica imaginaria que rodase por el dorso de montura sin caerse por los laterales, cuando se detuviese debería situarse en el centro de la montura, que es donde tiene que ir el peso del jinete.

Si la montura está levantada por delante (sensación de cuesta arriba) es que el puente es estrecho. Si queda levantada por detrás es que el puente es demasiado ancho.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre deporte ecuestre con el hashtag #DeporteconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

 

Herrajes ortopédicos del caballo. Del BLOG de PAVO

El caballo Hispano-árabe. Del BLOG de PAVO

El caballo Hispano-árabe: seleccionado para la funcionalidad

El caballo Hispano-árabe (Há) tiene su origen en la unión de dos grandes razas de caballos: el español y el árabe. En su selección se ha sabido aprovechar lo mejor de cada una y el resultado final no pudo haber salido mejor.

En el Blog de Pavo hablaremos de este caballo, tan bonito como funcional, para que conozcas a una de las mejores razas autóctonas españolas.

Origen y funcionalidad del Há: deporte y trabajo de campo

El Hispano-árabe (Há), como raza registrada con Libro Genealógico, se forma por fijación de caracteres al seleccionar cruces de Pura Raza Español (PRE) y Pura Raza Árabe (PRá). Es un caballo de silla con muy buenas aptitudes deportivas en todas las disciplinas, así como para trabajo en el campo.

Es por esto último que desempeña un papel medioambiental muy importante al participar en la conservación de los ecosistemas donde habita, por ser parte clave de las labores de manejo del ganado, sobre todo vacuno. Es también colaborador fundamental en la fijación de población, al ser una fuente de ingresos complementaria a las explotaciones agroganaderas.

“El Hispanoárabe cumple un papel fundamental en el mantenimiento de las tradiciones y el patrimonio Cultural”, tal y como comenta en su web el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El principal sistema de cría del Há es el extensivo o semiextensivo, bien en exclusividad o combinado con cría de vacuno o alguna actividad agrícola.

Es un animal rústico que no presenta ninguna debilidad o predisposición hacia algún tipo de patología.

Es una raza autóctona de España en peligro de extinción. La zona de mayor número de ejemplares es Andalucía, con más de la mitad de los ejemplares. Le siguen la Comunidad de Castilla y León y las comunidades de Cataluña, Extremadura y Castilla-La Mancha. El censo restante está muy diseminado por toda España.

Rusticidad, resistencia, alta capacidad de esfuerzo, equilibrio, carácter y manejabilidad. Todas estas cualidades se aglutinan en una gran aptitud del Hispano-árabe como caballo de silla.

Programa de selección del caballo Hispano-árabe

Según la FEAGAS, “El objetivo general del programa de cría y selección del Caballo Hispano-árabe es la mejora de la morfología, dentro de lo establecido por el patrón de la raza, de la conformación como caballo de silla orientado al deporte, y de las aptitudes funcionales en consonancia con unas cualidades temperamentales (actitud y comportamiento) que faciliten el manejo en la doma y les permitan destacar en las disciplinas para las que se seleccione.”

 

Pruebas de selección de caballos jóvenes para la disciplina doma vaquera con Há

Para la valoración genética de los reproductores se usan los datos de los registros genealógicos de la raza, así como los controles de rendimientos de morfología y aptitud funcional en vaquera, para lo cual se organizan las PSCJ (Pruebas de Selección de Caballos Jóvenes).

Esta prueba se realiza a los animales cuando tienen 4, 5 y 6 años.

Los objetivos específicos son:

  • Estimular la producción equina y el desarrollo de una cría selectiva.
  • Orientar los programas de cría y la futura utilización de los reproductores en función de sus resultados, y de los de sus descendientes y colaterales, que participen en estas pruebas.
  • Permitir a los ganaderos la comprobación y el seguimiento de los programas de cría y selección, y de la preparación y evolución de sus productos.
  • Evaluar las aptitudes naturales de los caballos y yeguas jóvenes.
  • Facilitar la difusión y comercialización de productos.
  • Poner a disposición de los jinetes caballos con buenas aptitudes y valor contrastado para esta disciplina.

En las pruebas se valorarán:

  • Morfología, tipo o conformación

Adecuada estructura corporal, con proporción en las formas, elegancia de líneas, correctos aplomos y línea dorsal correcta y bien orientada. Un dorso que participa con flexibilidad transmitiendo todo el movimiento generado en el tercio posterior al tercio anterior, y un cuello bien implantado que permita una adecuada puesta en mano.

  • Movimientos y funcionalidad

Buenos aires básicos (incluido el trote) y correctas transiciones que denoten una adecuada flexibilidad, impulsión, elasticidad y ritmo, con movimientos ágiles, cadenciosos, amplios, regulares y equilibrados, con capacidad de coordinación y buena disposición motora. Se debe valorar la capacidad para ampliar y reunir los trancos en cada uno de los aires y el deseo del animal de ir hacia delante con soltura y libertad, sin ser forzado por el jinete.

  • Paso:amplio, activo, enérgico, con cuatro batidas bien marcadas y basculación del cuello a cada tranco, empleo del dorso y caderas móviles, que empujen a los miembros posteriores, sobrehuella (la huella del posterior sobrepasa a la anterior) en el paso largo. 
  • Trote:elástico y brillante, con dos tiempos bien marcados en bípedos diagonales y tiempo de suspensión entre cada uno. El trote largo debe generarse desde los miembros posteriores, sin derrumbarse sobre las espaldas, ampliando el tranco sin perder el equilibrio y la ligereza del contacto en la mano del jinete. 
  • Galope: enérgico y expresivo, con tres batidas homogéneas pero diferenciadas al mismo tiempo, y un tiempo de suspensión bien proyectado. Equilibrado y con facilidad para la reunión y el remetimiento de los posteriores.
  • Actitud

Disposición al trabajo y voluntariedad, buen temperamento, sumisión, nobleza, sociabilidad, aceptación del jinete y facilidad para adaptarse a distintas condiciones, sin demostrar reacciones negativas a las órdenes de éste y con adecuada capacidad para superar con facilidad los ejercicios de las pruebas.

Esta información se incluirá en el esquema de selección de la raza para conocer los animales más adecuados como padres y madres y la capacidad de transmitir esas cualidades a sus potros.

El resultado final de todos estos estudios es la publicación anual del catálogo de reproductores, donde se reflejan los reproductores de élite, reproductores mejorantes y jóvenes reproductores recomendados.

 

Fuentes:

 MAPA

FEAGAS

Unión Española de Ganaderos de Pura Raza Hispano-árabe

Camas de caballos: salud y confort. Del BLOG de PAVO

Camas de caballos: salud y confort. Del BLOG de PAVO

Camas de caballos: confort y salud

Siempre le damos una importancia enorme a que la cama esté limpia, pero ¿le damos la misma a que sea cómoda o que no genere polvo?

En el Blog de Pavo hablaremos de la repercusión que tiene un buen lecho en la salud del caballo y del sentido más amplio del concepto “cama”.

Funciones de la cama en las cuadras

Confort

La cama debe aportar el suficiente confort como para permitir que el caballo se tumbe.

Tener un buen descanso favorece un mejor rendimiento en competición, pero sobre todo aporta salud física y mental. Dormir correctamente funciona en el caballo del mismo modo que en humanos: si no duermen no están bien.

El caballo puede dormir en pie gracias a lo que se conoce como bloqueo de las extremidades, en el que tres patas sustentan el cuerpo como un trípode y la cuarta permanece flexionada y relajada. La extremidad relajada siempre es una posterior, que va alternando.

Pero solo puede desarrollar la fase REM del sueño cuando está tumbado, ya que en esta fase todos los músculos se relajan y el caballo que está en pie se desplomaría. Por eso, o bien no desarrollan esta fase o, si lo hacen, se caen. De ninguna de las dos formas descansan bien.

Estos caballos, que sí llegan a REM en pie, son caballos que aparecen con rozaduras en las rodillas o en las zonas donde se golpean al caer. Algunos propietarios lo confunden con narcolepsia y periodos de cataplejía (desplome), pero lo que ocurre es que el caballo no puede tumbarse, y por cansancio hace la fase REM en pie hasta que se cae.

Higiene

Cuando pensamos en la cama del box, siempre tenemos en mente que esté limpia de heces y orina, pero poco nos paramos a pensar en la importancia de que esté limpia de polvo, esas partículas en suspensión que pueden llegar a partes bastante profundas del aparato respiratorio.

En reposo, un caballo inhala entre 4 y 6 litros de aire en cada respiración. Si respira entre 8 a 22 veces por minuto, significa que al día habrá filtrado unos 1500 litros de aire. ¿Te imaginas la cantidad de polvo que puede respirar en un solo día?

Cuando el caballo están en el box las principales fuentes de polvo que puede respirar provienen de la cama y del alimento de poca calidad.

  • En cuanto al alimento, el principal causante de polvo es el forraje de mala calidad. Esto ya es importante para todos los caballos, pero es especialmente perjudicial en los caballos con asma
  • En cuanto a la cama, la cantidad de polvo dependerá del tipo de cama

Principales tipos de cama usadas en caballos

Paja

Son los tallos secos de cereales como el trigo, la cebada o la avena.

Es un producto muy quebradizo que se desmenuza fácilmente y produce bastante polvo. Además, puede enmohecer, agravando los problemas de asma. Los caballos se la comen, pudiendo originar cólicos por impactación, y sobrepeso. Esto último especialmente en los easy keepers.

Absorbe menos que el serrín o las virutas.

La ventaja es que es fácil de compostar y por tanto puede integrarse fácilmente en un sistema de reciclado en la propia ganadería como abono de los campos.

Virutas de madera y serrín

Suelen tener menos capacidad para la formación de moho y polvo que la paja, sobre todo la viruta tratada, pero tienen el problema de que se degradan mal, de modo que a veces es un problema la gestión del estiércol generado con esta cama. Puede, incluso, estar prohibido su uso si no se cumplen ciertos requisitos, por lo que hay que revisar la normativa local para evitar sorpresas y multas. La gestión de los residuos orgánicos generados por las explotaciones ganaderas debe de estar en nuestra mente para encontrar un equilibrio entre lo saludable y lo sostenible. Cada vez disponemos de más información para que nosotros mismos podamos conocer qué estamos generando en nuestra ganadería y cómo actuar para reducir impacto medioambiental y que el uso de viruta no sea un problema.

La ventaja de la viruta es que resulta muy cómoda para el caballo y no la comen por lo que se controla mejor su alimentación y no tenemos el riesgo de cólicos como en el caso de la paja. Lo mismo sucede con el serrín, aunque genera más polvo.

 

Alfombras de caucho

Más que de una cama hablaríamos de una base de cama, pues el caballo no se acuesta sobre un material tan duro. Por eso se le debería añadir encima otra cama.

Sin añadir encima viruta o paja pueden ser buenas opciones para caballos asmáticos, ya que se limpian realmente bien y no crean polvo. Habría que darle opción al caballo de tener otra superficie donde pudiese tumbarse para desarrollar la fase REM. Por ejemplo, que tuviese acceso al campo, donde podría dormir tumbado.

Otros

Existen otros materiales que son de uso menos frecuente como papel triturado, pellets de madera, turba, cáscara de arroz, etc.

¡Importante!

Para disminuir la carga de polvo que soporta el caballo en la cuadra, además de elegir una buena cama y forraje, debes de sacar al caballo del box mientras se prepara la cama, y las instalaciones deben de tener una buena ventilación.

Después de leer este post, ¿consideras que tu caballo tiene una verdadera cama?

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

Camas de caballos: salud y confort. Del BLOG de PAVO

Cómo gestionar las emociones de volver a montar a caballo. Del BLOG de PAVO

Cómo gestionar las emociones de volver a montar a caballo

El confinamiento nos ha sometido a pruebas que nos han puesto las emociones a flor de piel. Ahora, volver a montar, será otra prueba que superaremos mejor con la ayuda de expertos.

En el Blog de Pavo tenemos como invitado a Alex Gordillo, psicólogo del Plan de Tecnificación Deportiva de Doma de la RFHE, psicólogo- Máster en Psicología del Deporte, profesor universitario con gran experiencia en la psicología del deporte, sobre todo en hípica, que nos ayudará a gestionar esas emociones del reencuentro con nuestro caballo.

Las emociones

Las emociones básicas alegría, rechazo, ira, tristeza, sorpresa, miedo forman parte de nuestro comportamiento. La situación vivida de confinamiento, completamente nueva, ha generado una montaña rusa de emociones.

En estas situaciones, en las que las cosas no salen como se habían previsto, debemos de aprender a manejar nuestras emociones y adaptarnos. Todos los planes se han parado. Los calendarios de competiciones, de entrenamiento… El confinamiento nos ha puesto a prueba.

Ahora tenemos nuevos retos, y debemos encontrar la mejor versión de nosotros mismos.

Para qué sirve la psicología: niveles de “control” psicológico

La psicología nos sirve para aprender a relacionarnos.

La primera persona con la que tenemos que relacionarnos es con nosotros mismos. Hay que encontrar una armonía entre nuestro cuerpo, mente y emociones (autocontrol). Este primer nivel de control nos ayuda con el segundo nivel, el control en las relaciones con los demás: con mi caballo, mi entrenador, con el equipo… El nivel 2 es imposible sin el control en el nivel 1. El nivel 3 es adaptarse al entorno.

Qué es ser emocionalmente inteligente: la inteligencia emocional

Es ser capaz de expresar las emociones, relacionarse de forma eficaz, crear climas positivos, controlar las emociones, automotivarse, superar las dificultades, y tener empatía. Hay gente que es “analfabeta emocional”, ni capta emociones ni las identifica. Entonces, ¿cómo mejorar la inteligencia emocional? Actuando sobre las competencias emocionales.

Cuáles son las competencias emocionales 

1. Conciencia emocional

Debemos de identificar y reconocer las emociones. Y es aquí donde aparece la importancia de la empatía. Debemos de aprender a conocernos a nosotros mismos y a reconocerlas en los demás.

2. Regulación emocional

Si reconocemos una emoción podemos regularla: subirla, bajarla, modularla. Es importante el control de la impulsividad, manejar la tolerancia a la frustración, ser perseverante ante objetivos, y ser capaz de generar emociones positivas.

Estar en zona

Estar en zona es esa capacidad para ser eficaz en el momento que toca. A nivel de competición es estar en un momento perfecto a nivel de conciencia, físico, mental y emocional.

¿Qué ocurre si en el momento de competir estoy demasiado relajado? Que baja mi rendimiento. Pues tengo que ser capaz de identificar esa emoción y activarme. Al contrario, estoy demasiado nervioso y tenso, tengo que aprender a bajar mi activación. Se trata de conseguir estar en esa zona donde mi rendimiento es óptimo.

Es un equilibrio que se consigue identificando cómo estamos y regulando las emociones.

3. Autonomía emocional

Es la capacidad de transformar las emociones gracias a una autoestima equilibrada, a la automotivación, a una actitud positiva, y a resilencia para afrontar situaciones adversas.

4. Competencia social

Todo lo anterior nos va a servir para relacionarnos de una manera eficaz. Y en esto van a tener mucha importancia nuestras habilidades comunicativas y, sobre todo, la asertividad, es decir, la capacidad de comunicar de modo que se generen emociones adecuadas y positivas. También debemos de ser capaces de prevenir y solucionar conflictos.

Cultura del bienestar del caballo

Dentro de estas relaciones más eficaces encontramos la relación con el caballo. Para relacionarnos con él debemos de conocerlo. Afortunadamente la sensibilización por el bienestar del caballo ha mejorado mucho estos últimos años. El alto rendimiento de los deportistas, tanto jinetes como caballos, nos lleva al límite, es muy exigente, pero esto debe de ser sostenible. Alto rendimiento y bienestar no son incompatible, al revés, cuando hay bienestar el rendimiento sube.

5. Competencias para la vida y el bienestar

Que recogen a todas las anteriores.

Contagiar las emociones positivas

Las emociones se contagian y pueden transformarse. Los caballos se usan en terapias porque, aun sin lenguaje, hay una conexión primaria y se transmiten emociones. Es muy importante que los jinetes sepan conectar con su caballo. Ser un binomio, ser #TwoHearts. Es el momento de conectar con el caballo, de entenderlo, de comprenderlo, de escucharlo, no solo de oído, sino de sensaciones.

De las emociones positivas, el optimismo tiene mucha fuerza. El optimismo, desde la dureza que tiene la vida, permite manejar las emociones. En positivo percibimos mejor y tomamos buenas decisiones, y ayudamos a crear un mejor clima.

Qué hacer para volver a montar

Ahora, tras este parón del confinamiento, la prioridad es la salud y la recuperación, y debemos evitar las prisas y la presión por los resultados. Es el momento de volver a sentir, ver cómo estamos en pista, establecer un entrenamiento ordenado y progresivo. Las prisas en esta situación pueden dar lugar a lesiones y problemas que solo hagan que a la larga sean pasos atrás.

***

Extraído del webinar sobre Cómo gestionar las emociones de volver a montar a caballo, que forma parte de la serie de webinars organizados por Piensos Pavo, #PaddockPavo, para formación de centros hípicos y transformar las adversidades (sufridas durante el confinamiento) en oportunidades.