Paco, Paco, Paco…

Paco, Paco, Paco…

Sobre esta fotografía ya he escrito hace años, pero hoy quería volver a hacerlo.

En 1.966, Francisco Goyoaga se despedía del CSIO de Aachen, y durante la entrega de trofeos del Gran Premio del CSIO, el concurso le ofreció su gran homenaje al jinete español, colocándole delante de los triunfadores de la prueba, ante 50.000 personas.

Paco había hecho un derribo con Kif Kif B en el Gran Premio, y su despedida dicen que fue apoteósica.

Neil Shapiro con Jacks or Better fue el ganador (aunque no se le ve en la imagen), y estuvo escoltado por

Nelson Pessoa, Anton  Ebben, Herman Schridde, (el siguiente no le reconozco), Alfonso Queipo de Llano y Bill Steinkraus.

La despedida de Paco en Aachen., de la que cuentan que las 50.000 personas chillaban “Paco, Paco, Paco…”

Carolo López-Quesada

Les voy a contar una “historieta” antigua

Les voy a contar una “historieta” antigua

Les voy a contar una “historieta” antigua, ya que ayer estuve con mi padre y me la contó.

“Creo que fue en 1.958, en el CSIO de Roma. Tapatío saltó el primer día la grande de la Piazza di Siena, y tras la prueba salió cojo. Eran ya sus últimos tiempos, y su salud empezaba a no estar muy bien.

Para la Copa de Naciones, Valentín Bulnes, el jefe del equipo, trató de meter al quinto jinete del equipo, pero éste no quiso (mi padre me hizo prometerle que no escribiría quién era).

Valentín me dijo que sacase a la Copa de Naciones a Etoile E, una yegua francesa de mucha calidad, muy caliente, pero que le faltaba el techo final para hacer las grandes Copas de Naciones.

Yo le dije a Valentín que la sacaba encantado, pero que no estaba seguro de lo que podría hacer.

En la primera manga la yegua hizo 8 puntos, en dos verticales que me ganaba siempre un poco de terreno, pero me quedé satisfecho ya que pudo bien con la prueba, y sobre todo con las combinaciones, que en esos tiempos marcaban mucho las diferencias.

Cuando salí fuera vino Valentín Bulnes a verme y me dijo__ “Bien Carlitos, bien; en la segunda vuelta irá mejor”.

Paco Goyoaga, que era muy inconformista y sólo le valía la victoria, vino a verme y me dijo que podía ir mucho mejor todavía.

__ Paco ya sabes que la yegua es muy caliente y en algún sitio siempre me gana terreno y me derriba ¿Qué quieres que haga?

Yo tenía fe ciega en Paco, que era nuestro líder, muchas veces muy por encima del jefe de equipo, así que me puse a su disposición con el beneplácito de Valentín Bulnes.

__ Carlitos déjame que te monte yo a la yegua ahora en la pista de ensayo. La salto yo y tú la sacas a la pista.

Paco nunca había montado a Etoile E, pero la conocía a la perfección de verla todos los días en el Club de Campo y en todos los concursos.

Paco estuvo bastante tiempo encima de ella, con el filete y bocado con el que yo la montaba. La puso varios verticales muy grandes y la obligaba a parar antes y después del salto. Acabó haciéndole caso, y cuando fui a salir a la pista, me dijo que le quitase el filete, y que la sacase con el bocado puro. Palabra de Paco era palabra de ley para nosotros.

En la segunda manga Etoile E hizo un estupendo recorrido sin faltas, pero el 80% fue mérito de Paco, que en veinte minutos me la había cambiado.

Al final quiero recordar que estuvimos terceros, detrás de Alemania e Italia.

Yo tenía en esos tiempos una buena amistad con Raimondo D’Inzeo, más que con su hermano que era más seco, y vino a darme la enhorabuena, ya que él conocía bien a la yegua, que no era para nada agradable de montar.

__ Muy bien Carlitos, si no lo veo no lo creo. Es que el piloto que te has buscado en la pista de ensayo es de otra galaxia. Véndele la yegua y la verás ganar Grandes Premios por el mundo entero”.

Cosas de Paco…

Carolo López-Quesada

Una historia entre Valentín Bulnes y Paco Goyoaga

Una historia entre Valentín Bulnes y Paco Goyoaga

Ayer pasé toda la tarde con mis padres en su casa, y me siguió contando “historietas” antiguas divertidas.

Me contaba ayer que en su opinión, el mejor jefe de equipo que había tenido, había sido Valentín Bulnes, uno de los grandes militares españoles, también enfermo del mundo del mundo del turf.

“Valentín pensaba como jinete, nos entendía a la perfección, pero era difícil no hacerle caso, porque sus argumentos eran siempre respetuosos y llenos de sentido común. Cuando tenía que estar con nosotros siempre lo estaba, pero si en algún momento hacíamos alguna tontería, no nos dejaba pasar una.

Un año en el CSIO de Niza, en la cena anterior a la Copa de Naciones, Paco Goyoaga le dijo lo siguiente:

__ Valentín creo que no voy a sacar al Fahnenkönig a la Copa de Naciones, ya que no noto al caballo en plenitud, y prefiero reservarlo para el Gran Premio. El resto de mis caballos están a tu disposición para la Copa de Naciones.

__ Paco, no te preocupes, si tú dices que el caballo no está bien, te creo, pero entonces prefiero que tampoco corra el  Gran Premio. Déjalo descansar.

A la mañana siguiente, en el desayuno, Valentín no había bajado todavía, y Paco nos dijo que había estado reflexionando, y que no podía dejar al equipo sin el Fahnenkönig, pero que por favor le ayudásemos para convencer a Valentín de que le dejase correr con el caballo la Copa de Naciones y el Gran Premio.

Cuando bajó Valentín a desayunar, empezamos a plantearle el asunto, y antes de que siguiéramos nos cortó, y dijo:

-Fahnenkönig sale cuarto hoy en la Copa de Naciones. Paco quiero que hagas dos sin faltas hoy y que ganes el Gran Premio.

Así fue; Paco y Fahnenkönig hicieron dos recorridos sin faltas en la prueba de equipos __ y estuvimos segundos detrás de Italia __ y gano el Gran Premio del CSIO con el caballo.

En la cena de después del Gran Premio, Valentín le dijo:

__ Paco ya sabes quién va a pagar hoy la cena, ¿verdad?

Paco se rió, y le dijo __ Valentín tranquilo, no sólo la pago por haber ganado el Gran Premio, sino por todo lo demás.

Paco nos invitó a una cena magnífica, ya que siempre era extremadamente generoso. Lo era cuando tenía dinero, y todavía lo era más cuando tenía menos dinero”.

Carolo López-Quesada

¿Cuál de los 5 grandes tenía la “equitación más actual”?

¿Cuál de los 5 grandes tenía la “equitación más actual”?

Hoy les planteo una “imaginación”…

Los cinco más grandes jinetes de la antigüedad fueron Pierre Jonqueres D’Oriola, Raimondo D’Inzeo, Francisco Goyoaga, Hans Günter Winkler y Piero D’Inzeo.

Yo he tenido la suerte de poder ver competir a todos ellos, a excepción de Paco Goyoaga, al que sí tuve la suerte de poderle ver saltar algún caballo en el Club de Campo, aunque ya estaba retirado de la competición.

¿Cuál de ellos les parece que tenía la “equitación más actual”?

La verdad es que la pregunta es más para personas que tengan una cierta edad, así que los más jóvenes tendrán que contentarse con escuchar lo que dicen los más “expertos”.

Esperemos a ver qué nos dicen. Que las canas hípicas nos hablen…

Carolo López-Quesada

Los mismo nos llevábamos una “gran sorpresa”…

Los mismo nos llevábamos una “gran sorpresa”…

Vamos a ver si me sé explicar. Espero que sí.

Ayer me llamó un lector de nuestra web, explicándome su opinión sobre los “jinetes antiguos”, y lo “mal que montaban” con respecto a los de hoy en día. Yo le escuché atentamente su razonamiento, y cuando  finalizó me pregunto mi opinión al respecto.

Hoy quería reflexionar con todos ustedes sobre esta cuestión.

Es evidente, que los “jinetes antiguos”, estaban perfectamente preparados para ser los mejores en su momento. No hay cuestión que D’Oriola, los D’Inzeo, Winkler, Goyoaga…fueron los mejores en su momento, de la misma manera que hoy en día Guerdat, McLain, Farrington, Ehning… están absolutamente preparados para el triunfo grande.

Si pudiésemos montar a Paco Goyoaga en Big Star, ¿qué creen ustedes que haría? Ya se lo digo yo, estaría volando dos horas por encima de cada salto, al igual que ha hecho con Nick Skelton.

¿Qué hubiese hecho Raimondo D’Inzeo con Gem Twist, o Piero D’Inzeo con Starman? En fin no quiero poner mayores ejemplos.

Lo mismo nos llevábamos una “gran sorpresa”…

Carolo López-Quesada