Si tengo que echar la memoria hacia atrás…

Si tengo que echar la memoria hacia atrás…

Cuando llegan las fechas de Navidades, parece que te apetece un tanto más recordar, máxime cuando ya tienes unos añitos como tengo yo. Hoy me gustaría recordar con todos ustedes.

Pensaba en el gran momento hípico que nos había regalado un jinete español, y se me va la memoria hacia el 12 de agosto de 1.984, en el Hipódromo de Santa Anita, cuando Luis Álvarez Cervera y Jexico du Parc lograban el sexto puesto individual olímpico.

Fue un momento mágico __ más allá del resultado__  por la equitación “anti-natural” que practicó Luis Antonio, ya que el tiempo se tomó el tiempo de dejárnoslo ver a cámara especial. Lo recuerdo como un momento “homérico”.

Si tengo que retrotraer la memoria a un lugar algo más próximo, me acuerdo sobremanera del momento en el que Pilar, Fanfa, Eduardo y Sergio, nos clasificaban en el Campeonato de Europa de Aachen 2.015 para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2.016.

Fue un momento explosivo de felicidad hípica.

Carolo López-Quesada

 

Luis Álvarez Cervera con Bampour

Luis Álvarez Cervera con Bampour

Gracias a la gentileza de Julián Navés Viñas les voy a ofrecer una instantánea de Luis Álvarez Cervera con Bampour, el caballo con el que ganó su primer Campeonato de España, o su primer Derby de Barcelona.

Bampour, pura sangre criado  por el Duque de Alburquerque, era un hijo de Terahskid (Teran x Fairford) y de Belle Chanson (Dadji x Souviens Toi x Chaucer), probablemente el primer gran caballo en la larga vida deportiva de Luis.

Carolo López-Quesada