Argentinos en Tokio

Argentinos en Tokio

Les voy a ofrecer una bonita instantánea del equipo argentino en Tokio.

De izquierda a derecha: José Larocca, Martín Dopazo, Matías Albarracín y Fabián Sejanes.

Mucha suerte.

Carolo López-Quesada

Con dos narices…

Con dos narices…

A lo largo de la historia olímpica se han producido multitud de hechos insólitos, pero éste que les voy a contar es realmente curioso.

En los Juegos Olímpicos de San Luis 1.904, el triunfador de la prueba de maratón fue Fred Lord, con un tiempo estratosférico.

Posteriormente se descubrió que hizo parte del recorrido en el coche de su entrenador, y fue descalificado.

Con dos narices…

Carolo López-Quesada

Veremos a ver si sigue la estadística

Veremos a ver si sigue la estadística

Hasta el momento, creo que no hay ningún semental que haya tenido dos hijos suyos Campeones Olímpicos individuales. Veremos a ver si en Tokio se rompe esta estadística.

Los últimos campeones olímpicos individuales han sido Big Star (Quick Star), Nino des Buisonnetts (Kannan), Hickstead (Hamlet), Baloubet du Rouet (Galoubet A), De Sjiem (Aram), Jus de Pomme (Primo des Bruyeres), Classic Touch (Caletto I)…

Esperaremos.

Carolo López-Quesada

Presidente del Jurado en el Grand Palais de París

Presidente del Jurado en el Grand Palais de París

Les voy a ofrecer unos datos tremendamente curiosos, para corroborar los “tantos hípicos” de otras épocas.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 64 fueron construidos por el Coronel Kido (Japón), asistido por el Coronel Bruno Bruni como Delegado Técnico.

Cuarenta conjuntos  pudieron finalizar las dos mangas, y tuvieron una media de puntos de 41,1  por recorrido.

En Roma 60 la media fue de 41,5 puntos, mientras que en Estocolmo llegaron a 44,5 puntos.

“Verdaderos tantos” hípicos había…

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad