Cold Play tuvo que ser sacrificado

Cold Play tuvo que ser sacrificado

Una verdadera lástima: el gran caballo de Fredik Jönsson, Cold Play, ha tenido que ser sacrificado tras haber sufrido un accidente dando cuerda.

El caballo había vuelto de la Sunshine Tour, y en su casa, sufría el accidente.

Este fenomenal caballo corrió en el Mundial de Tryon 2.018 (8º individual y plata por equipos) y el Europeo de Rotterdam 2.019, siendo pieza clave en los últimos años en el equipo sueco.

Una pena.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad