PIENSOS PAVO

Swiss Skydiver, corrió el sábado pasado en la Breeders’ Cup Distaff (1.800 metros para las yeguas), y acababa con heridas y contusiones fuertes, víctima de los cajones de salida.

Swiss Skydiver se suponía que iba a pelear esa carrera con Monomoy Girl, pero finalmente acabó en séptimo lugar de la carrera, muy desdibujada.

La yegua había corrido hasta ese día sietes carreras con sus tres años, con cinco victorias y dos segundos puestos en el Blue Grass Stakes y en el Kentucky Oaks.

En el Preakness Stakes se imponía, dejando en segundo lugar al mismísimo Authentic, pero en Keeneland Breeders’ no podía lucir con su habitual consistencia.

Los cajones de salida le jugaron el otro día una mala pasada, pero su propietario ha declarado que correrá el año que viene.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad