Simon Delestre ha sido el brillantísimo ganador del Gran Premio del Saute Hermés de París, montando a esa joya de la calidad, Hermés Ryan des Hayettes.Enhorabuena grande.

Hermés organizador y Hermés ganador, y además por segundo año consecutivo; me imagino que a Santiago Varela ya le regalarán un par de bonitas corbatas, cuando menos.

Quince caballos en el desempate final, aunque Peder Fredricson no salió con Catch me Not S; desconozco el motivo.

Delestre se levantó con Hermés Ryan des Hayettes la bonita cifra de 132.000 euros, por lo que su recompensa fue de las buenas.

Creo que son siete ya los Grandes Premios que tiene en su haber de cinco estrellas. Un jinete estupendo y un caballo mágico.

Christian Ahlmann fue segundo con Dominator 2.000 Z (Diamant de Semilly x Cassini), un 9 años que apunta a que va a ser una estrella en la cuadra de Ahlmann.

Eduardo era tercero montando a Seringat. Y qué les cuento yo ahora; se me acaban las palabras. Eduardo, por donde va, hace que el nombre hípico de España esté en los mentideros hípicos de todos los aficionados europeos. Mi más cordial y cariñosa enhorabuena Eduardo. “Chapeau”.

Inyección de moral para afrontar la Final de Goteborg, donde Eduardo tendrá muchas cosas que decir.

Steve Guerdat era cuarto con Álamo, seguido por Edwina Alexander con California y Gregory Wathelet con MJT Nevados.

Carolo López-Quesada