Siempre que llegan las sedes de Copa del Mundo de Oslo y Helsinki, me viene a la memoria los grandes resultados que consiguió Rafi Latham, y me gusta rememorarlos.

En el 2.007 Rafi Latham ganaba el Gran Premio de Copa del Mundo de Helsinki con Guarana Champeix, y al año siguiente conseguía el de Oslo con el mismo caballo.

Rafi en estado puro. Recuérdenlo.

Carolo López-Quesada