PIENSOS PAVO

Raimondo D’Inzeo tenía en sus vitrinas seis metales olímpicos: tres con Posillipo, dos con Merano y una con Fiorello II.

Ayer les contaba, que Merano y Posillipo eran los dos hijos de Ugolino Da Siena, y hoy les voy a contar que Ugolino Da Siena fue también el padre de la madre de Fiorello II.

Raimondo en versión olímpica le debe mucho a ese semental.

Carolo López-Quesada