PIENSOS PAVO

Caballos que comen sus heces: coprofagia en potros y adultos

Coprofagia es el nombre técnico que usa para una alteración de la conducta alimenticia que consiste en comer heces.

Aunque es algo que desde nuestro punto de vista humano puede resultar repugnante, es habitual en muchas especies y debes de aprender a diferenciar cuando es normal, y cuando es patológico.

En el Blog de Pavo hablaremos de las grandes diferencias al encontrar este comportamiento en potros jóvenes o a otras edades, en las que es la manifestación de un problema oculto que deberás descubrir.

¿Tu caballo come heces? Te quiere decir algo.

 

La coprofagia en los potros

Los potros pueden comer las heces de su madre o de otro caballo, siendo este comportamiento normal desde que el potro tiene 1 semana de vida hasta algo más de 4 meses, donde ya empieza a ser poco habitual. Es muy frecuente durante los 2 primeros meses del potro.

Por este motivo, a un potro huérfano se le debe permitir el acceso a heces frescas de un caballo adulto, que puedan generar flora intestinal para poder digerir mejor los alimentos. Si no se proporcionan, el potro ingerirá las suyas propias, que no posean dicha flora.

A partir de las edades mencionadas se considera patológico si se repite en el tiempo. Esto quiere decir que, si un día ves a tu caballo comiendo heces de modo puntual, no te preocupes.

Si te gustan los temas de etología equina, puedes visitar nuestro artículo sobre manejo y comportamiento de un potro lactante.

Coprofagia y otras alteraciones de la conducta alimentaria en el caballo adulto

En caballos adultos la coprofagia está incluida dentro del síndrome de pica. Los caballos padecen pica cuando comen materiales que en condiciones normales no son alimento, como tierra (geofagia), heces (coprofagia), maderas y otros elementos poco digestibles.

Causas de la pica en caballos:

·         Deficiencias o desequilibrios nutricionales

Muchas veces estos procesos están relacionados con deficiencias o desequilibrios nutricionales de las proteínas, minerales o vitaminas debidos a cantidades insuficientes o dietas inadecuadas a la edad o al ejercicio a que está sometido el caballo.

Por ejemplo, los caballos que están en descanso suelen estar alimentados solo con forraje, o con forraje y muy poco pienso, demostrándose que, por debajo de ciertas proporciones, el caballo no está recibiendo las suficientes vitaminas y minerales.

Para que te hagas una idea, un caballo de 600 kg que tome menos de 1,5 kg de pienso, tiene un problema de déficit de vitaminas y minerales.

·         Poca proporción de forraje en la dieta

Podría incluirse en el apartado anterior, pero es tan importante que merece ser mencionado aparte.

Se ha visto que la pica es menos frecuente en caballos estabulados con acceso a gran cantidad de forraje que en caballos estabulados con altas cantidades de pienso.

Esto se cree que es debido al brusco incremento de los niveles de azúcar en sangre tras la ingesta de cereales, que produce nerviosismo en los caballos. Con una mayor ingesta de forraje, la concentración de azúcar en sangre no tendría esos picos, además de que mayor cantidad de forraje entretiene al caballo, que es otro de los factores que predisponen a esta patología.

·         Aburrimiento

El aburrimiento es otro origen de la coprofagia. Los caballos metidos en boxes todo el día, sin suficientes estímulos, pueden comer heces por el mero hecho de hacer algo.

·         Parásitos

Aunque la dieta sea equilibrada, el parásito consumirá parte de las vitaminas, minerales y proteínas, además de disminuir su absorción debido a las lesiones que provocan en el digestivo del caballo.

·         Estrés

Los caballos son animales de manada, de rutina y tranquilidad. El hecho de competir y viajar hace que no haya horarios, que los lugares cambien, los ruidos asusten y los compañeros en el box de al lado sean de otra manada. Esto puede dar lugar a estrés y el caballo come heces como una persona nerviosa come sus uñas.

Ahora que sabemos el origen de la coprofagia, busquemos las soluciones.

Tratamiento de la coprofagia en caballos adultos

  • Suministrar más forraje.
  • Suministrar dietas equilibradas tanto para la edad del caballo como para el ejercicio que realiza.
  • Complementar la dieta con suplementos nutricionales: existen en el mercado suplementos multivitamínicos que compensarán esas deficiencias.
  • Complementar la dieta con equilibradoresen aquellos caballos que no toman pienso o toman muy poco.
  • Colocar unapiedra de sal mineralizada en el box.
  • Desparasitar: consulta a tu veterinario cual es la pauta más adecuada para desparasitar a tu caballo contra parásitos gástricose intestinales.
  • No permitir aburrimiento en los caballos suministrando forraje todo el día y haciendo cambios en el manejo de cuadras y entrenamiento para introducir estímulos en abundancia.
  • Regular el estrés en la medida de los posible, mediante cambios en el manejo y suplementos antiestrés

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad