PIENSOS PAVO

Omaha Beach, el caballo favorito en las apuestas de Derby de Kentucky, no va a poder tomar parte en la gran carrera de Churchill Downs. Una verdadera lástima.

Tras haber entrenado ayer, tosió  el caballo varias veces, y tras ser evaluado por el veterinario se le diagnosticó un problema en la epiglotis, que muy probablemente vaya a tener que ser solventado con la cirugía.

Esperemos que se recupere a le perfección, el caballo que este año ganaba el Rebel Stakes y el Arkansas Derby.

Carolo López-Quesada