PIENSOS PAVO

Nicolás Pizarro, el importante jinete mejicano, sufría el fin de semana pasado una caída en Balvanera, que tuvo como consecuencias la fractura de una pierna.

Parece ser que ayer le operaron, y que salió todo bien, así que el reloj ha empezado a funcionar para su vuelta a la competición.

Toda la suerte del mundo Nico.

Carolo López-Quesada