PIENSOS PAVO

El 10 de octubre de 1.964, un joven japonés de 19 años de edad llamado Yoshinori Sakai, encendió la llama olímpica en el estadio de Tokio.

Delante de 83.000 aficionados, el joven japonés tuvo el honor de encender la llama olímpica, dando el pistoletazo de salida a la gran cita del deporte por excelencia.

Yoshinori Sakai nació exactamente el 6 de agosto de 1.945, al lado de Hiroshima, el mismo día que cayó la bomba atómica en Hiroshima en la II Guerra Mundial.

Posteriormente fue un atleta laureado en Juegos Asiáticos, aunque lamentablemente nunca pudo competir en unos Juegos Olímpicos.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad