PIENSOS PAVO

McLain Ward está recluido en Estados Unidos, ya que está corriendo todos los internacionales de su país, pero está ganando todo…

Esta vez se ha hecho con el Gran Premio de Uperville****, dotado con 208.200 dólares, y montando a  Contagious.

Uperville dicen que tiene 165 años de historia, por lo que tiene solera, un concurso en el que el jinete de Nueva York ya había ganado tres Grandes Premios anteriormente.

Alan Wade fue el jefe de pista, un director técnico que está absolutamente mimetizado con la hípica estadounidense.

Contagious tiene 10 años, y es un hijo de Contagio con una madre por For Keeps, que anteriormente fuera montado por Reed Kessler, y con el que McLain ganaba este año la Copa de Naciones de Wellington CSIO****.

Mucha atención a este caballo, que es el que McLain Ward pretende llevar a los Panamericanos de este año.

Carolo López-Quesada