PIENSOS PAVO

Las primeras tres Finales de Copa del Mundo, entonces llamadas Copa Volvo, fueron dominadas por el mundo de los pura sangres.

En la primera Final de Goteborg 1.979, el segundo lugar fue para Katie Monahan con The Jones Boy.

La Final de Balmtimore 1.980 fue ganada por Conrad Homfeld con Balbuco, un excepcional pura sangre de origen argentino.

En la Final de Birmingham 81, Michael Matz era el ganador con Jet Run, mientras que el segundo lugar era para Donald Cheska con Southside.

Los pura sangres eran los reyes…

Carolo López-Quesada