PIENSOS PAVO

Los ganadores del Trofeo Generalísimo en el CSIO de Madrid.

 En 1940, al  año siguiente de acabar la Guerra Civil española, se creó la primera edición de la Copa del Generalísimo, segundo Gran Premio de Madrid.

Treinta y seis ediciones se disputaron de este importante trofeo, hasta la última que fue en 1975.

De todas ellas, cuatro  trofeos, los de 1962,1966, 1969  y 1971 se celebraron en el CSIO de Barcelona.

El primer ganador de la Copa del Generalísimo fue el Comandante Cavanillas con el caballo Ardent. Los dos años siguientes fueron para  Joaquín Nogueras Márquez con Singra. 

Las ediciones de 1944 y 1945 volvieron a ser   ganadas por militares españoles de prestigio: Fernando López del Hierro y el Comandante Somalo.

En 1945, Joaquín Nogueras completa su tercer Generalísimo con el caballo Ranchero; el que posteriormente fuera Presidente de la Federación Española, se   incrustaba por derecho propio en el dificilísimo sector de los “tres Generalísimos “.

El Comandante Muñiz en 1946 , Manolo Ordovás en 1947 ( Reina ), Jaime García Cruz ( Bizarro ) en 1948, José Navarro Morenés ( Quorum ) en 1949 y Faustino Domínguez en 1950 , mantuvieron la hegemonía militar española.

En 1951, Manolo Ordovás vuelve a ganar con el caballo irlandés Bohemio, apuntando su fuerza en la prueba del Generalísimo.

En 1952, se produce el primer triunfo extranjero, eso si militar también: Piero D’Inzeo ( Ita ). Con el caballo Brando rompió la secuencia nacional en esta prueba.

En 1953, se vuelve a romper otro hito; mi padre, Carlos López-Quesada con su caballo argentino Tapatío, se convierte en el primer jinete “civil “ en conquistar Generalísimo. Desde luego en casa de mis padres, es una de las fotografías hípicas que se encuentra en lugar preferente.

En 1954 se produce el segundo triunfo extranjero; el jinete alemán Buchwald con el caballo Jaspis, se incrustan en Generalísimo.

En 1955 aparece una de las importantes piezas de esta prueba, Henrique Callado  que triunfa con Martingil. El pequeño gran jinete luso, siempre ha sido una referencia viva en el CSIO de Madrid.

En 1956, Manolo Ordovás gana con César su tercer Generalísimo; el gran Ordovás, se unía a Joaquín Nogueras en la secuencia de tres trofeos.

Dos años seguidos, en el 57 y 58, en donde la magia de Fancisco Goyoaga con Fahnenkoenig demuestra que Paco va a hacer historia en este trofeo.

En 1959 y 1960, dos triunfos militares portugueses: Capitán Sawo ( Panoplia ) y Henrique Callado con Martingil.

En el 61 aparece la figura de José Álvarez de Bohorques con su caballo francés Descosido, para en 1962 en Barcelona, volver a ganar Generalísimo con Janita.

En el 63 primer triunfo francés a manos de Jean Dasque con Krakatoa.

En el 64, Paco Goyoaga con Kif Kif entra en el grupo de  “tres Generalísimos “ , para un año más tarde, Manolo Ordovás con N.G, romper el techo de tres y convertirse en el primer jinete en la historia en ganar Generalísimo en cuatro ocasiones.

En 1966 en Barcelona, Francisco Goyoaga de nuevo con Kif Kif iguala el record de Ordovás y se suma a la misma gesta .

Ordovás y Goyoaga, mantienen el foco puesto en su talento en Generalísimo.

En el 67 , José Álvarez de Bohorques con Quizás , suma su tercer trofeo en el CSIO de Madrid, para un año más tarde hacer lo propio Henrique callado, esta vez con Joc de L’Ille ( Furioso ). En 1969 en Barcelona, el británico Hoobs se alza con el triunfo.

En el 70, triunfo de Hans Gunter Winkler con Trophy, para llegar a 1971 ( Barcelona ) y  1972 ( Madrid ) en donde una amazona gana por  dos veces consecutivas Generalísimo : Alison Dawes con The Maverick.

 .En el 73, Malcolm Pyrah con Trevarrion gana Generalísimo con un sello personal de la equitación británica, dando un absoluto curso de equitación de la isla.

En el 74, se corre bajo la modalidad de Potencia y el nombre se  “transforma “ en Copa de su Excelencia el Jefe del Estado. Hubert Parot con su pura sangre Rivage gana el trofeo, binomio  que dos años más tarde ganarían con Francia el oro por equipos en los JJOO de Montreal.

El último ganador de Generalísimo en 1975, fue Luis Álvarez Cervera con el caballo federativo Acorne, el brillante jinete español, que ofreció el colofón final a esta prueba. No podía tener mejor final  con el nombre de Luis Antonio, que se erigía en el natural relevo generacional de los Goyoaga, Ordovás…

El Trofeo del Generalísimo fue un Gran Premio de verdadero prestigio internacional; Goyoaga y Ordovás fueron sus reyes; Nogueras, Callado  y Álvarez de Bohorques  sus escuderos de lujo.

Mi padre, el primer jinete que cambió el tráfico entre la equitación militar y civil en España, en la larga lista de ganadores de Generalísimo.

Carolo López-Quesada

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad