PIENSOS PAVO

Les voy a presentar, con muchísimo orgullo, la novedosa TERTULIA ECUESTRE que vamos a comenzar a tener con una cierta asiduidad, para todos los aficionados hípicos de habla hispana. El mundo del castellano con la lupa  puesta en el planeta del concurso hípico, bajo el prisma de varias miradas diferentes.

Hace unos días tuvimos una conversación telefónica a cuatro, entre Leopoldo Palacios, César Hirsch, Santiago Varela y yo. La idea de Leo y César era la de presentar una tertulia ecuestre al mundo de habla hispana, para que todos pudiésemos pasar mejor el confinamiento, y de esos mimbres hemos acabado construyendo esta humilde cesta, que espero que vaya a tener un largo recorrido en el tiempo para todos los hípicos-hispano-parlantes.

Nuestra idea es la de poder tratar diferentes temas del panorama ecuestre mundial, con el conocimiento y la grandísima experiencia acumulada de mis contertulios, para poder crear una pequeña “tormenta de ideas hípicas”, donde todo el mundo pueda salir enriquecido con las reflexiones.

En cuanto tengamos técnicamente ajustados todos los parámetros, invitaremos a la tertulia a personalidades hípicas del habla hispana, para que puedan departir para todos ustedes desde su mirada particular.

Tengo que comentarlo con mis contertulios, pero creo que iremos también contestando a preguntas que nos formulen nuestros “escuchadores”, con el formato de  la TERTULIA ECUESTRE.

Hoy les voy a ofrecer el primer capítulo, que espero sea de su total agrado. Leopoldo, Santiago y César departiendo para todos ustedes sobre temas de actualidad, en una tertulia en la que yo no he podido estar porque tenía un pequeño problema con mi ordenador, que espero en breve puedan solucionármelo los técnicos.

Que no suene a vanidoso, pero vamos a tratar de construir un humilde “Café Gijón de la Tertulia Hípica”,  pero para todo el mundo hispano.

Como decía el mago de la palabra, Julio Cortázar: “Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

Carolo López-Quesada