PIENSOS PAVO

Quería que viesen ustedes cómo estaban las gradas del Club de Campo de Madrid, en la Final del Campeonato del Mundo de 1.954.

Tremenda afición.

Carolo López-Quesada