PIENSOS PAVO

Osteocondrosis del caballo (osteocondritis, osteocondrosis disecante)

La Osteocondrosis en el caballo es otra de esas enfermedades ligadas a la domesticación. Cada vez queremos caballos más altos, más fuertes, más veloces y que además crezcan rápido para poder entrenar cuanto antes. Pues todo esto trae sus consecuencias.

En el Blog de PAVO hablaremos sobre la OCD y de la influencia que tiene una buena alimentación de la yegua y del potro a la hora de disminuir la incidencia de esta enfermedad.

¿Qué es la osteocondrosis del caballo?

De tres modos diferentes se suele llamar a esta única enfermedad:

  • Osteocondrosis, por la degeneración del cartílago articular que se produce (OC).
  • Osteocondritis, por la inflamación consecuente.
  • Osteocondrosis disecante, cuando además, un fragmento del cartílago articular degenerado se suelta, y está flotando en el líquido articular (OCD). Al fragmento se le llama ‘chip’

Es una de las enfermedades del crecimiento del caballo en la cual hay problemas con la osificación correcta de las articulaciones.

Se produce en potros que crecen demasiado rápido y afecta sobre todo a las articulaciones del corvejón, la babilla y el menudillo, aunque todas pueden verse afectadas.

Causas de la osteocondrosis del caballo

Predisposición genética

Las razas de gran tamaño están más predispuestas a padecerla, ya que son las que crecen más rápido. El algunas yeguadas la incidencia puede ser de entre un 20 o 30%.

Hay yeguas y sementales que la transmiten más que otros a sus potros.

Traumatismos

Generalmente microtraumatismos por ejercicios inadecuados, limitación del movimiento, confinamiento en box, trabajo en suelos duros, etc.

Alimentación inadecuada

  • Hipercalórica

Se ha visto que hay mayor incidencia de la enfermedad en potros que reciben dietas demasiado altas en calorías y que por lo tanto hacen que el animal crezca demasiado rápido.

  • Con desequilibrios minerales

Es fundamental no solo que existan niveles suficientes de minerales en la dieta, sino que haya una determinada proporción entre ellos.

Síntomas de la osteocondritis disencante del caballo

Los síntomas pueden ser desde grandes inflamaciones en las articulaciones y cojeras en el potro, hasta ser un problema que pasa desapercibido, por eso en los exámenes pre-compra suelen hacerse radiografías.

El potro puede no presentar ninguna cojera mientras está en el campo en su primera etapa de vida, y manifestarla en la etapa de entrenamiento.

También puede suceder que el potro manifieste OC en las placas radiográficas y nunca llegue a desarrollar síntomas, pero es un riesgo que nadie quiere asumir.

Tratamiento de la osteocondrosis del caballo

El tratamiento debe prescribirlo un veterinario, en base a un minucioso examen clínico y radiográfico, ya que se trata de un proceso muy serio que puede incluso requerir cirugía.

La gravedad y las repercusiones en el rendimiento deportivo del caballo hace muy rentable que se inviertan recursos en su prevención.

Prevención de la osteocondrosis del potro

Selección genética

Seleccionar yeguas y sementales que produzcan potros sin OC.

Ejercicio moderado de los potros

Los potros no pueden crecer en un box, hay que sacarlos al campo y que se muevan todo el día, fortaleciendo así el desarrollo del sistema muscular y esquelético.

Dieta adecuada en cantidad y en calidad durante todas las etapas de crecimiento

  • La gestación

Se ha demostrado que el buen desarrollo del potro dentro del útero gracias a una buena nutrición de la yegua gestante ya influye a futuro para tener un potro saludable después del parto.

  • La lactación

Desde la tercera semana debemos introducir un pienso de iniciación especial para potros de esta edad y que su sistema digestivo se vaya acostumbrando al alimento sólido.

Al principio comerá muy poco, casi como un juego mordisquean todo, pero a los dos o tres meses el pienso se hace imprescindible ya que el crecimiento del potro se acelera y yegua ya comienza a producir menos leche.

A cada uno lo suyo

Debemos colocar el pienso del potro en un comedero al que la madre no pueda acceder, porque la madre deberá comer otro tipo de pienso especial para yeguas lactantes y así producir una leche adecuada para el potro.

Y al revés, el potro no debe poder acceder al pienso de la madre.

  • El destete

A partir del sexto mes de vida se va haciendo un cambio paulatino a un pienso de continuación para potros

Cuando se dan piensos de alta calidad, apropiados a la edad del potro y en las cantidades adecuadas no es necesario suplementar.

Otra opción, cuando la dieta es más pobre, es suministrar suplementos especiales para reducir la incidencia la OCD.

Si te ha gustado este artículo sobre las osteocondrosis del caballo compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad