PIENSOS PAVO

Prevenir la deshidratación del caballo con unas pequeñas pautas y comprobaciones

La deshidratación en el caballo es un problema serio muy fácil de detectar con unos mínimos conocimientos.

En el Blog de Pavo hablaremos de los síntomas, de los modos de comprobación de la deshidratación y de su prevención.

Síntomas de deshidratación en el caballo

El caballo puede sufrir deshidratación por sudoración durante el ejercicio, pero también puede ocurrirle por accidentes en el suministro de agua como cortes de agua, rotura bebederos, congelación del agua de las tuberías en invierno, etc. Si a la deshidratación añadimos altas temperaturas, puede ir acompañada de un golpe de calor, que agravaría los síntomas todavía más.

Los síntomas variarán dependiendo del grado de deshidratación, pero podemos resumirlos en:

 Bajada de rendimiento

En deshidrataciones ligeras, a veces, el único síntoma es que el caballo no rinde al nivel habitual.

 Bebe demasiado o no bebe nada

El caballo, ante la deshidratación, responde intentando contrarrestarla bebiendo mucho, pero llega un momento, en el que la deshidratación es tal, que hay una especie de punto de no retorno y el caballo deja de tener sed.

La sensación de sed es estimulada en el cerebro por el aumento de la concentración de sodio. Si el caballo ha sudado mucho, y ha perdido (en proporción) más sodio que agua, la concentración de sodio en sangre disminuye: el cerebro recibe información de que no hay aumento de la concentración de sodio, más bien al contrario, y por tanto llega a la conclusión errónea de que no necesita beber.

 Orina concentrada

La orina se oscurece debido a que el riñón intenta retener agua y, por tanto, se concentran las sustancias de desecho y la cantidad de orina es menor.

Sospecha si la cama está más seca de lo habitual. Eso significa menor producción de orina que puede ser debida a la deshidratación. Revisa que los bebederos funcionen.

 Estreñimiento, impactación o cólico

El digestivo intenta absorber todo el agua posible y las heces se resecan, a veces hasta tal punto que se producen cólicos.

 Arritmias cardíacas

Los desequilibrios electrolíticos, acompañados de menor volumen circulatorio de sangre por la pérdida de agua, hacen que el corazón sufra alteraciones en su contracción muscular y en el impulso eléctrico.

 Espasmos musculares

Al igual que sucede en el corazón, la contracción de los músculos se ve alterada con los cambios electrolíticos.

La deshidratación es un problema serio que puede llegar a producir la muerte del animal.

Cómo medir la deshidratación del caballo

 Pellizco del cuello

Agarra un pellizco de piel y tira hacia afuera. Si el caballo está bien hidratado o tiene una deshidratación menor del 3% del peso corporal, la piel vuelve a su sitio inmediatamente. Si tarda dos segundos, hay algo de deshidratación. Si tarda 4 o 5 segundos, la deshidratación es severa. Hay variaciones según caballos y no es una prueba fácil de medir en segundos, así que lo mejor es que te familiarices con la prueba para conocer cómo reacciona la piel de tu caballo. Así conocerás lo que es normal, para poder diferenciar la anormalidad cuando ocurra.

 Mucosas de la boca: comprobación de la velocidad de relleno capilar

Presiona con el pulgar la encía superior. Cuando dejes de presionar, verás que queda una marca de color más claro debido a que la presión del dedo vació la sangre de los capilares. En cuanto cesa la presión, la sangre vuelve a rellenar los vasos. Si todo va bien, el relleno es rápido, un segundo o dos. Familiarízate también con esta prueba.

 Análisis sangre

Lo realizará un veterinario. No es una prueba válida para tu rutina diaria, pero debes de conocerla.

Las proteínas plasmáticas elevadas son signo de deshidratación. No debes de confundir las proteínas plasmáticas con las proteínas del alimento. Tener las proteínas plasmáticas altas no significa que esté tomando alimento alto en proteína.

La concentración de glóbulos rojos (hematocrito) respecto al volumen de sangre es otro parámetro que mide la deshidratación.

Cuándo debemos suministrar electrolitos a los caballos

·         En prevención:

Podemos usar electrolitos por vía oral en forma de suplementos sólidos o líquidos.

Los síntomas de una deshidratación comienzan con deshidrataciones mayores del 3-5%, pero antes ya existen, así que podemos usar electrolitos de forma preventiva en:

·         Ejercicio en todas las disciplinas, sobre todo con alta temperatura y humedad

·         Transporte con alta temperatura y humedad

·         Transporte u otras situaciones donde el caballo se pone tan nervioso que suda en frío

·         En tratamientos:

o    Si la deshidratación ya es importante, el tratamiento será intravenoso y será aplicado exclusivamente por el veterinario. Existen diferentes tipos de fluidos intravenosos, y el tipo y cantidad a utilizar será prescrito por el veterinario.

Ahora que ya sabes cuándo sospechar de la deshidratación de tu caballo y cómo hacer unas pequeñas comprobaciones, no dejes de practicarlas; sin olvidarte de que prevenir es la mejor opción.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre deporte ecuestre con el hashtag #DeporteconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo