PIENSOS PAVO

Kevin Staut y Didier Krainz, han creado Vivaldi-Jumping, un proyecto en el que inversores relativamente “modestos” puedan convertirse en co-propietarios de caballos de concurso hípico.

Juntos, han creado un concepto llamado Vivaldi-Jumping, que combina las habilidades técnicas de Kevin Staut con las habilidades de gestión y animación de Didier Krainc.

“El objetivo de Vivaldi-Jumping es apostar cada año en la adquisición de dos a cuatro caballos jóvenes de cuatro años, y luego seguir sus carreras deportivas, bajo los auspicios de Kevin, durante cinco a seis años, tiempo durante el cual algunos se puede vender “.

Veinte inversores, con acciones de 25.000 euros, van ser los emprendedores en esta iniciativa.

Mucha suerte.

Carolo López-Quesada