PIENSOS PAVO

En 1.951, Jaime García Cruz ganaba el Gran Premio del CSIO de Roma montando a Quoniam, un poderosísimo caballo de origen irlandés, propiedad del ejército español.

Fue un sensacional momento del jinete español, pero que además estuvo aderezado por la equitación de Joaquín Nogueras.

El que fuera Presidente de la RFHE, Joaquín Nogueras, era segundo en el Gran Premio con Mr.B y cuarto con Frisar, por lo que el triunfo español fue total.

Carolo López-Quesada