PIENSOS PAVO

De pronto, pantalla en negro, todo parado, todos parados, todos en casa, esperando que esto pase, que pasará, pero entonces, ¿qué va a pasar?

Más concretamente, ¿qué le va a pasar a nuestro sector?

Saldremos adelante.

Salimos de una peste equina de 1.987 que nos tuvo dos años sin una sola competición, y salimos en la crisis de 2.008 en la que vimos literalmente caballos muertos de hambre porque sus propietarios, hasta entonces ilusionados criadores, no tenían para darles de comer.

Creo que para analizar la situación hay que ver el sector del caballo de deporte desde varias perspectivas.

Si hablamos de competición hípica, creo que va a sufrir un pequeño reajuste.

La competición internacional estaba, a mi modo de ver sobresaturada.

Nuestro máximo nivel de competición son los concursos de 5 estrellas.

Para este año había programadas, oíamos el otro día en la tertulia de Carolo, 105 competiciones de 5 estrellas

¿En qué cabeza cabe?

¿Se imaginan 105 carreras de formula 1 en un año, 105 Grand Slam  o Master 1.000 de tenis?

Yo no se si hay que cambiar su denominación, o crear la categoría de 6 estrellas, pero no es de recibo pretender que todos esos concursos pretendan ser iguales. Aachen, Calgary, Ginebra, Roma, La Baule, Madrid Global, Olympia, y algunos más que ustedes están pensando, no pueden, ni deben ser iguales que la lista completa de concursos 5 estrellas.

No me parece serio, y le doy toda la razón a Goli Mateos en su artículo, que un campeón olímpico, o del mundo, o ganador de un GP de Aachen ocupe un lugar mediocre dentro del ranking. Eso no pasa en tenis o golf.

En el test de Pedro Mateos, también publicado en ésta página, todos los que respondían a la pregunta sobre su preferencia entre CSIO, WC o GCT, se decantaban por los CSIO, excepto yo que decía que el futuro es de la Global. La razón es sencilla. Sergio nos decía el otro día que por seis dobles ceros en Copas de Naciones había liquidado 23.000€ en total. ¿Cuánto se liquida -más o menos- por seis dobles ceros en Grandes Premios de la Global?

Si alguien de la FEI quiere pensar en ello, todo esto habría que ponerlo en orden.

Algunos concursos desparecerán, pienso que los que tienen auténtico peso específico no lo harán, y sería un buen momento para organizar una competición que hasta ahora mismo es una locura.

Habrá que delimitar, o no, el circuito Global Champions Tour, auténtica referencia económica en la competición actual.

Saber que se quiere hacer con los CSIO, sabiendo que salvo dos, el resto a día de hoy, tienen la batalla perdida con la Global. ¿Se les dota más económicamente? ¿Quedan para promoción de binomios que aspiran a la élite?

Y al resto de cinco estrellas que queden, habría que darles otra consideración.

Los concursos de dos y tres estrellas, comerciales y de promoción, y patrocinados por los participantes, pienso que seguirán existiendo, quizá con una merma en una participación que hasta hace poco era absolutamente disparatada.

La competición nacional, igualmente creo que va a continuar sin grandes cambios. Notará, lógicamente, el embate recibido, y habrá alguna suspensión, que será tapada por alguno de los concursos que no se pudieron realizar en su fecha, y la participación puede que sea también algo inferior- pero no mucho- a la media de las últimas temporadas.

Donde sí veo drama, es si seguimos bajando.

Escuelas, pequeños clubes, tandas… Aquí, el daño ha comenzado con la paralización de la actividad. Caballos que no producen nada, y que tienen que seguir comiendo. Profesores y dueños de pequeñas hípicas con gastos y sin ingresos.

Y probablemente una importante pérdida de clientela a la vuelta. Gran cantidad de gente que no va a poder pagar una clase de equitación, igual que va a tener que prescindir del gimnasio o de cualquier gasto destinado al ocio, que antes tenía, y en muchos casos, después no.

Y no se cual es la solución, si la hay, ni como la comunidad ecuestre va a poder ayudarlos.

Sabemos que todo pasará.

Solo espero que no quede mucha gente por el camino.

Vicente Garrido