PIENSOS PAVO

Hertogenbosch no ha podido resistir el envite del coronavirus, y finalmente sus organizadores han decidido suspenderlo.

Aunque en principio se iba a celebrar sin púbico, al final, ha tenido que ser suspendido.

 

Carolo López-Quesada