Ya saben ustedes cómo es el ADN de John “Magic” Whitaker, cuando no puede ganar en las grandes, lo hace en las menos grandes…

Este fin de semana ha estado corriendo en Harthill Bollesworth**** con Argento, el hijo de Arko III. Corrían tres días: el primero hacían 4 y 0 a 1,40, el segundo día ganaban la prueba de 1,45, y el tercero eran eliminados a 1,45.

John ha bajado a Argento de altura, pero no siempre colabora el caballo.

Carolo López-Quesada