PIENSOS PAVO

Salvatore Danno, uno de los importantes jinetes italianos de los años sesenta, nos ha dejado.

Savatore Danno ganaba el Gran Premio del CSIO de Roma en 1.969, montando a Kim Ando, un caballo de origen irlandés hijo del pura sangre Water Serpent.

Hoy les voy a ofrecer, a modo de recuerdo, una instantánea ganando ese Gran  Premio de Roma, donde detrás dejó a David Boome con Top of the Morning, Piero D’Inzeo con Red Fox, Hartwig Steenken con Simona y Caroline Bradley con Franco.

Descanse en paz.            

Carolo López-Quesada