Con 33 años ha fallecido Eros, víctima de un cólico, probablemente el último gran pura sangre de nuestro deporte. Un mohicano.

Anne Kursinski era la amazona perfecta para un pura sangre de esta envergadura, un pura sangre que había nacido en Australia, y que ganó una medalla olímpica por equipos, Copas de Naciones, Grandes Premios de máximo nivel…

El último.

Carolo López-Quesada