PIENSOS PAVO

He leído unas declaraciones de Eric Navet, sobre su victoria en el Campeonato del Mundo de Estocolmo 90, con el cambio de caballos, y se las reproduzco:

“Los otros finalistas fueron Hubert Bourdy, John Whitaker y Greg Best. Ese momento me dio mucha felicidad.

Iba a montar a Milton y Gem Twist, dos de los mejores caballos del mundo, en la misma tarde. Fue un privilegio. Por esta razón, no sentí ninguna presión particular durante el evento.

 Tener la oportunidad de sentarme en estos dos caballos legendarios superaba con creces los problemas, quería aprovecharlos al máximo. Literalmente sobrevolé obstáculos con ellos y los resultados siguieron lógicamente.

Tenía un poco de miedo de montar Morgat, el caballo de mi compañero de equipo, el último. Estaba acostumbrado a caballos grandes y bastante fríos. Allí me encontré en un caballo muy pequeño, muy cerca de la sangre. La presión por lo tanto volvió antes de mi cuarta ronda. En ese momento comencé a pensar en las medallas nuevamente: éramos cuatro y solo tres se colgaban una medalla. Pero Morgat saltó muy bien y me hizo Campeón del Mundo.

 Ahora  lo pienso, tal vez gané porque quería divertirme y por ello me convertí en campeón mundial.”

Carolo López-Quesada