PIENSOS PAVO

Los franceses ya pueden poner un monumento a Eduardo Álvarez Aznar, ya que Rokfeller de Pleville ha sido el caballo que ha mantenido firme el pulso del Silla Francés en Goteborg.

Embajador de su producto. Deberían mandarle a casa un par de cajas de un buen vino de Burdeos.

Carolo López-Quesada