Roger Yves Bost es un auténtico “zorro plateado” en nuestro deporte; astuto en la pista como un zorro, y plateado por el color de su cabello, pero lo que es indiscutible es que lleva la vida entera siendo un ganador con mayúsculas…

Su cuadra en estos momentos no es excepcional, y Sangria du Coty, su yegua estrella en la cuadra, no parece que acabe de “arrancar”.

Esta yegua dejo de competir el año pasado en Roma CSIO, tras haber hecho un recorrido sin faltas en la primera manga de la Copa de Naciones, y no poder salir a la segunda.

Este año comenzaba a saltar en Oliva, para luego saltar dos cinco estrellas seguidos en Doha. Desde entonces, y ya ha pasado algo más de un mes, no hemos vuelto a ver a la yegua competir.

Esperemos que en breve vuelva a las pistas.

Carolo López-Quesada