PIENSOS PAVO

Los primeros Juegos Olímpicos de los que tengo memoria, fueron los de Munich 72. Yo era un crío de 12 años, pero tengo en mi recuerdo verlos en televisión, con mi padre, en Torrelodones, y sobre todo tengo el recuerdo de ver correr a Alfonso, a Luis, a Enrique y a Luis Jaime, que para mí entonces eran absolutos “ídolos”.

Desde entonces ha llovido bastante en nuestro deporte y he podido disfrutar de muchas citas olímpicas, y la verdad es que me duele que no los vaya a ver en mi cuidad, en Madrid. Estuvimos moderadamente cerca, pero…

A lo largo de la historia __ en mi humilde opinión __ ha habido Juegos que han dejado poso, que han marcado el futuro, que han encontrado una dirección por la que transitar, y ha habido otros más anodinos, que no han aportado nada más que la impresionante sensación de ver esa competitividad olímpica de jinetes y caballos.

El sendero a seguir, que pasa por el vector de un jefe de pista español, Santiago Varela, al que le deseo toda la suerte del mundo.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad