PIENSOS PAVO

Los dos grandes caballos que dejó Hartwig Steenken cuando falleció, fueron Deister y Gladstone, como les comentaba el otro día.

¿Qué nexo de unión tenían? El pura germano sangre Adlerschild.

Adlerschild fue el padre de la madre de Deister, mientras que en el caso de Gladstone (el primer ganador de la Final dela Copa del Mundo) fue el padre de la abuela paterna, y también estuvo como padre de la tercera madre.

Adlerschild tuvo una importante descendencia en Alemania, y sus hijos ganaron más de 275.000 marcos alemanes en premios.

Adlerschild tuvo una excelente “curiosidad”: su padre, Ferro, su abuelo materno, Alchimist, y el padre de su segunda madre, Herold, ganaron todos ellos el Derby Alemán y el Gran Premio de Berlín.

El destino.

Carolo López-Quesada