PIENSOS PAVO

Que muera Montesquieu

La separación de poderes estaba  herida de muerte hace bastantes años en España, pero la defunción la ha certificado el actual Gobierno de España, con un burdo matarife: el ministro Grande-Marlaska.

Cámbiese el apellido que le queda extremadamente grande, muy señor mío: “Enano-Marlaska”.

Desprecio.

Carolo López-Quesada