PIENSOS PAVO

Una de las grandes canciones de la historia de la música, ha sido “American Pie”, de Don McLean, que versa sobre el “día que murió la música”.

La historia que nos contó Don McLean, estuvo basada en el trágico accidente de aviación que se llevó la vida de tres grandes músicos de la época: Ritchie Vallens, Buddy Holly y The Big Booper. Una joya de canción.

En 1.978 nos dejaron dos importantísimos hombres del mundo del turf español, como fueron Antonio Blasco y Ramón Beamonte, mientras que un año más tarde nos dejaba el Conde de Villapadierna, tres auténticas vacas sagradas del mundo de las carreras de caballos.

Esos años no “murió la música”, pero sí falleció una parte del alma del turf.

Carolo López-Quesada