PIENSOS PAVO

Santiago Varela ha sido el jefe de pista del cinco estrellas de París, y hoy quería hacer un par de reflexiones al respecto, y someterlas a su criterio.

La primera manga de Santiago me ha parecido bien bonita, muy de su estilo y su sensibilidad. Cierto es, que estoy seguro que él esperaba algún recorrido sin falta menos, ya que los lindes por donde transitan los jefes de pista de nivel para ajustar las pruebas, son de filo de navaja.

Pero quería hablar de su DESEMPATE, el “anti-desempate”, como quiero definirlo.

El desempate de hoy de Santiago me ha encantado; digo más, me ha fascinado, visto los “tópicos desempates” a los que nos someten muchos jefes de pista. Muchos de ellos son como de todo a cien, como de funcionariado de diseño, como de la globalización del desempate.

Giros de jinete y no dejar someter a los caballos a velocidades galácticas, han hecho que el “anti-desempate”, el desempate cubista de Santiago me haya gustado una barbaridad.

Quiero recordar un barrage que vi muy parecido, diseñado hace algunos años por Conrad Homfeld, del que recuerdo haber escrito un artículo. El de hoy de Santi, era de ese perfil. Un millón de gracias Santiago.

Creo que los caballos lo habrán agradecido…

Carolo López-Quesada