PIENSOS PAVO

En la capítulo I de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, decía:” En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda”.

Hoy nos hemos ido a ver unos caballos a Levante, y a  la vuelta hemos parado en un restaurante de La Mancha, y hemos comido “Duelos y Quebrantos”.

Nunca lo habíamos probado en nuestra vida, y la verdad es que nos ha encantado. Ya saben, cuando vayan por La Mancha, no dejen de probar los Duelos y Quebrantos

Carolo López-Quesada