PIENSOS PAVO

El Horse Welfare Board es un organismo creado en Reino Unido con el fin de unificar criterios siempre con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida de los caballos.

 Pues bien, acaban de sacar una serie de medidas a implementar en los próximos años donde el principal protagonista es el uso de la fusta. Está claro que de cara a la opinión pública es lo más conflictivo por cuanto la primera impresión nunca es positiva. Pienso que el uso de la fusta no es un problema de bienestar animal sino de percepción de su uso.

 El código de carreras aplicable en cada país, por lo general, regula dos situaciones:

 -El uso inadecuado: ocurre en situaciones muy contadas, y puede ser golpear por encima del hombro del jockey, después de pasar la línea de meta, o con un caballo claramente ganador o que claramente no tiene ninguna posibilidad de clasificación, por poner algunos ejemplos.

 -El uso abusivo, esto es, golpear al caballo con la fusta más veces de lo permitido. Disparidad de criterios al respecto; 5 en Australia, Francia o España, 7 en Reino Unido, o 12 en UAE). En Estados Unidos el uso de la fusta era ilimitado con carácter general, pero en California vienen de limitarlo a “tandas” de 3 fustazos, dejando un tiempo considerable para que el caballo responda. En Nueva York, el límite es de 7 veces y en Kentucky (Derby), ilimitado…

 American Pharoah, fue golpeado 32 veces con la fusta en su victoria en el Derby de Kentucky; Justify en cambio “sólo” 6. ¿Es entonces mucho mejor Justify qué American Pharoah? Con los caballos es difícil de evaluar datos así de manera objetiva porque hay infinidad de eventos aleatorios que pueden condicionar tales datos como las condiciones climatológicas, de la pista, el nivel y forma de correr de los contrincantes, etc.

A mi entender la clave está en diferenciar entre la corrección y el castigo.

 Dudo mucho que lastimar a un caballo le haga correr más rápido, sino más bien al contrario. El uso de la fusta sirve para que el caballo preste atención y evitar o corregir un comportamiento inadecuado en su desempeño. Me cuesta creer que un jockey use la fusta por el mero placer de golpear a un caballo.

 Por una vez pienso que la FEI va por delante del mundo de las carreras al homogeneizar el uso de protectores de presión, delimitando cuáles se pueden usar y cuáles no.

 Qué será peor para el bienestar animal, ¿un caballo con protectores de presión y un jinete top con un inmejorable sentido del ritmo y precisión en la distancia?, ¿o un caballo sin protectores de presión, pero con un jinete no suficientemente cualificado, compitiendo en una prueba inadecuada para el nivel del binomio que hace con su caballo?

 Yo lo tengo claro, y prefiero que Frankie Dettori sea el jockey de mi caballo en la próxima carrera y dé los fustazos que él estime conveniente a que lo monte un jockey con poco bagaje deportivo, pero con un inusitado sentimiento animalista que le hace prescindir de la fusta para la carrera.

 Así, habrá que intentar encontrar una postura intermedia entre los dos extremos, uno de ellos por exceso y otro por defecto.

Pedro Mateos