PIENSOS PAVO

El Derby de Kentucky tuvo ayer un final insospechado: Maximum Security fue el ganador, pero tras una reclamación los comisarios decidieron descalificarle, por lo que el ganador fue Country House, entrenado por Bill Mott y montado por Flavien Prat. Maximum Security se cruzó en el camino de otro caballo, creo que War of Will, y los comisarios decidieron descalificarle.

Enhorabuena.

Tanto el jinete como el entrenador entraron por primera vez en las letras doradas de la “Carrera por las Rosas”.

Country House es un caballo de origen estadounidense, y es un hijo de Lookin at Lucky, con una madre por War Chant, que ya tienes en sus vitrinas unos 2.120.000 dólares.

Las cosas del deporte son así: salió por el cajón 20, era un “outsider” con 60 a 1 en las apuestas, descalificaron al caballo ganador, y al final se colgó las rosas de Kentucky. El destino estuvo de su lado; cuando menos te lo esperas, el destino te hace una jugada maestra en tu favor.

Este año había estado segundo en el Raisen Star Stakes (Grupo II)  cuarto en el Louisiana Derby Stakes (Grupo II) y tercero en el Arkansas Derby (Grupo I), y de ahí, a ganar el Kentucky Derby.

Las siguientes posiciones fueron para Code of Honor, Tacitus, Improbable y Game Winner, todos ellos muy favoritos en las apuestas.

Carolo López-Quesada

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad