PIENSOS PAVO

En enero de 1.971, cuando Cor de la Bryere acababa de entrar en 3 años, fueron a verlo a Francia Maas Johannes Hell (responsable en esos momentos del studbook de Holstein) y Alwin Schockemölhe (no hace falta su presentación).

El caballo lo tenía Xavier Ribard, en Normandía, que contó lo siguiente:

“Me preguntaron si tenía algún semental para enseñarles y les enseñé a Cor de la Bryere. No estaba en su mejor momento, ya que estábamos en enero, pelo largo, no estaba herrado, y no estaba bonito.

Unos diez días antes habían venido la comisión de homologación de sementales del Haras du Pin, y me sugirieron que lo castrara __ según ellos __ ya que iba a ser un excelente caballo de concurso, pero no un buen semental, dado su físico ligero y elegante.

De hecho iba a castrarle, siguiendo las recomendaciones de los responsables del Haras du Pin, pero como me hicieron una oferta por el caballo decidí venderlo”.

Cor de la Bryere pudo haber sido castrado, si no hubiese sido por la llegada de Alwin Schockemölhe y Maas Johannes Hell

Carolo López-Quesada