PIENSOS PAVO

Nos hablaba Jaime Azcárraga en la TERTULIA ECUESTRE, sobre los JJOO de Seúl 88, donde hizo una extraordinaria Olimpiada con Chin Chin.

Cuando comenzó la final individual, a las 8 de la mañana en el estadio Olímpico de Seúl, entraron 200 espectadores. No me lo he inventado yo, viene en la página de la FEI.

En el momento álgido de la prueba, 10.000 personas llegaron a estar dentro, ante un posible aforo de 75.000 personas. Mucho cemento hubo en Seúl.

Carolo López-Quesada