PIENSOS PAVO

Chas Chandler, el bajista del grupo The Animals, vio tocar en el Café Wha a Jimi Hendrix, y le vio interpretar como primera canción Hey Joe. E ese momento comprendió que era el mejor guitarrista que había visto en su vida, un virtuoso mágico y electrizante de la guitarra eléctrica.

Chas Chandler, que en esa época había dejado The Animals, y que se dedicaba a ser manager de artistas, decidió llevar a Jimi Hendrix a Inglaterra, y éste le puso como condición que le presentase allí a Jeff Beck y Eric Clapton. Chandler le dijo que eran buenos amigos suyos, y que no habría problema alguno.

Cuando llegaron a Gran Bretaña, el grupo de moda en esos tiempos era Cream, compuesto por Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker. Eran la crema, la élite, los más aterradores músicos que había en ese momento (1.966).

La destreza de Eric Clapton con la guitarra era tal, que en Londres aparecieron miles de pintadas que decían “Clapton is God”.

Jimi Hendrix fue a una actuación de Cream y pidió “improvisar” con Eric Clapton y su grupo.

Jimi Hendrix decidió tocar “Killing Floor”, una canción que a Eric Capton le encantaba, pero que consideraba que era muy difícil de tocar. Hendrix comenzó a hacer su gran repertorio con la guitarra, dejando a todo el mundo anonadador por la fuerza de la naturaleza que era, y Eric Clapton dejó caer sus brazos, yéndose del escenario.

Chas Chandler ia ver a Eric Clapton, y éste le dijo: ¿realmente es así de bueno?

Hendrix había matado a Dios…

Chas Chandler, en versión hípica, creo que fue Ted Edgar, el descubridor de Nick Skelton, y Jimi Hendrix en versión hípica, fue Nick Skelton en su momento.

Skelton, en un determinado momento, mató a los Dioses británicos, David Broome y Harvey Smith, que vieron como la guitarra hípica de Skelton sonada una manera diferente.

Ley de vida.

Carolo López-Quesada