PIENSOS PAVO

Cuando los jinetes grandes no están en los cinco estrellas, también suelen hacer destrozos en los internacionales más pequeños a los que acuden, preferentemente en el Gran Premio.

Christian Ahlmann esta semana corría en Kronenberg**, y se levantaba el Gran Premio con Atomic Z, un 9 años  hijo  de Cumano, con una primera madre por Chin Chin y una segunda madre por Cassini.

Línea materna de máximo nivel.

Este caballo ya había ganado algunas pruebas internacionales, pero el de ayer era su primer Gran Premio.

Carolo López-Quesada

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad